Segundas partes nunca fueron buenas

Inmersos en perpetua campaña electoral desde tiempo inmemorial, desisto, por estricta prescripción médica, de mi porfiada pero racional inapetencia por la realidad política actual. Y aun a riesgo de obviar la fecha de guardar, regreso por mis fueros.

Regreso para denunciar un país de pandereta, una oposición sañuda y latosa, un gobierno vacilante y torpón, una monarquía obsoleta y grotesca, una iglesia católica que merece mención aparte… y un pueblo llano condescendiente y sumiso ante tal cadena de indecencias y sonrojos, muy dado a la promiscuidad en favor de quien más cabezas calienta, sin rigor ni pudor.

Con ánimo de criticar y denunciar lo ya mencionado y cuanto devenga, abro incondicionalmente este espacio de debate y pluralidad a todo aquel que desee aportar y colaborar.

Saludos cordiales.

5 Comments:

  1. Desperate said...
    Goldfinger! Has vuelto! La de veces que entré en tu blog hasta que desapareció, hasta te escribí un correo que nunca llegó! Me alegro de que hayas vuelto. Yo estuve dudando, pensé en abandonar, pero, al final, ya ves... Nos queda mucho que decir, todavía. Un bico.
    Kurtz said...
    Me alegro de verte de nuevo por aquí.Y como hay que regresar, dando caña a todo el mundo.
    Saludos.
    rakel said...
    y yo me alegro de conocerte!
    reparte, reparte, que hay leña para todos!
    ;D
    silvia tc said...
    la mejor forma de mejorar algo es criticando, sin duda.
    Encantada de haber encontrado tu blog
    Iria said...
    Encantada de encontrar tu espacio...me gusta la idea del blog...adelante y a darles caña.
    Gracias por tu visita.
    Salud!

Post a Comment



Entrada más reciente Página principal

Archivo